< Volver
¿Qué es la Economía Circular y por qué todo el mundo habla de ella?

¿Qué es la Economía Circular y por qué todo el mundo habla de ella?

Actualmente, el modelo productivo mayoritario del planeta es un modelo lineal basado en coger, producir, usar y tirar. La materia prima se extrae de la naturaleza, se transforma en productos que son utilizados por los consumidores durante un tiempo determinado y, finalmente, cuando estos pierden su valor económico, físico o funcional, se tiran. Los productos tirados acaban convirtiéndose en residuos. Algunos de estos residuos son tratados y se llevan a reciclar - de hecho España es el segundo país de Europa que más recicla - aunque muchos otros se incineran o se lanzan en vertederos. 

Este modelo basado en coger, producir, usar y tirar, incita a mantener un crecimiento ilimitado tanto en la producción como en el consumo de recursos. Y además, cuando el producto llega a su fin de vida, el destino de éste depende únicamente del consumidor o de las empresas de gestión de residuos.

 

Ejemplo de Producción Lineal. Imagen de Ecova (2015). 

 

 

En 2012, Europa comienza a hablar sobre la Economía Circular, aunque su popularidad ha ido in crescendo hasta convertirse en el tema central de cualquier debate europeo en materia de sostenibilidad. 

 

Pero, ¿qué es la Economía Circular?

 

La Economía Circular es un nuevo sistema de producción donde la materia prima (recursos) se vuelve a utilizar una vez convertida en residuo, estableciendo así un círculo de producción cerrado. El producto ya usado se reutiliza, se repara y se exprime su vida hasta que, cuando es un residuo, se convierte de nuevo en recurso para la producción del mismo u otro producto.

Este es un modelo de producción sostenible, porque busca ahorrar la extracción y destrucción de materiales y exprimir al máximo los materiales que ya se encuentran en circulación.  

 

Ejemplo de Producción Circular. Imagen de Ecova (2015). 

 

Como se observa, la idea de la Economía Circular no se basa únicamente en el reciclaje de los productos cuando llegan a su fin de vida, sino que se trata de cambiar por completo todo el sistema productivo, desde la manera de fabricar de las empresas, a la manera de consumir de las personas. Muchas empresas ya están comenzando a cambiar sus actividades y a incorporar estrategias dirigidas hacia la Economía Circular; ese es el motivo por el cual todo el mundo habla de Economía Circular, también en el sector plástico. 

 

¿Quieres entender mejor cuáles son las bases de la Economía Circular?

Veamos algunos ejemplos:
 

  • Diseñar para que dure. En un cuartel de bomberos de California hay una bombilla que lleva encendida desde el año 1901 de manera casi ininterrumpida. Hoy en día nos parece imposible que una bombilla, un teléfono móvil o unas zapatillas nos duren más de dos años. Este concepto de caducidad en un tiempo determinado, que se ha bautizado como obsolescencia programada, va totalmente en contra del modelo de Economía Circular, pues lo que se busca es que los materiales estén circulando el máximo tiempo posible hasta que no se puedan reutilizar o reparar más y deban ser reciclados. Un ejemplo de diseño para que dure más tiempo es la acción que llevó a cabo la marca de ropa Dockers, que hace un par de años rediseñó sus pantalones para reforzar los bolsillos y los ojales de los botones para que durasen más.    

 

Ejemplo de estrategia de Economía Circular desarrollada por Dockers. Imagen de Dockers

 

  • Diseñar para reparar y reciclar. Uno de los puntos críticos del modelo de Economía Circular es que muchos de los productos no son fáciles de reparar ni de reciclar (recuerda que ya explicamos en este blog cómo algunas mezclas de materiales no son reciclables). Por ello, hay empresas que han decidido realizar cambios en el diseño de sus productos para que se puedan reparar fácilmente o para que su reciclaje sea más sencillo. En referencia al reciclaje, la empresa de tecnología Dell, diseña sus ordenadores de manera que se puedan separar en todas las piezas que los forman. El uso de materiales compatibles, algunos ya reciclados y la reducción del uso de adhesivos y tintas en su packaging facilitan aún más la reciclabilidad de todos los productos de la compañía.  

 

Ejemplo de estrategia de Economía Circular desarrollada por Dell. Imagen de Dell

 

  • El producto como servicio. Esta idea de la Economía Circular trata sobre la posesión temporal de las cosas o, dicho de manera más sencilla, el renting o el alquiler. La Economía Circular prioriza el uso sobre la posesión, pues de esta manera el fabricante se encarga de la reparación y el reciclaje del producto. Una iniciativa que promueve esto es la empresa Mud Jeans, que da la opción de comprar unos pantalones vaqueros pero también la de alquilarlos pagando una baja cuota mensual. Pasado el año, puedes decidir si quieres quedártelos o cambiarlos por otros. Y, si decides cambiarlos, la empresa se encarga de recoger el pantalón y gestionar su reciclaje.  

 

Ejemplo de estrategia de Economía Circular desarrollada por Mud Jeans. Imagen de Mud Jeans

 

  • Recolección y reciclaje de los residuos. Cuando un producto ya se ha reparado y se ha utilizado al máximo, el destino final ideal, según el modelo de Economía Circular, es el reciclaje. Algunas veces el material reciclado vuelve a utilizarse para fabricar el mismo producto. Otras veces, las empresas han conseguido revalorizar sus residuos y encontrar un nuevo nicho de mercado donde se convierten en materia prima. El ejemplo más claro de recolección y reciclaje de residuos lo tenemos precisamente en GCR Group con Ciclic, que se dedica a la recuperación de residuos plásticos de la industria y la petroquímica. Con Ciclic se cierra el círculo de producción del plástico, promoviendo la sostenibilidad al evitar la extracción de nueva materia prima y reducir la generación de residuos. 

 

Ejemplo de estrategia de Economía Circular desarrollada por GCR Group. 

 

Como veis, GCR Group es una parte fundamental de este nuevo modelo de Economía Circular en el sector plástico. Por ello, el pasado mes de Mayo GCR Group fue seleccionada por ACC1Ó como una de las diez empresas con experiencias de éxito en la práctica de la Economía Circular. Podéis descargar el documento completo aquí.